El gobierno nacional, a través del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Habitat (MUVH), impulsa la construcción de 7.000 casas en todo el país, que genera mano de obra directa e indirecta aproximadamente a 170.000 personas.

Otras 7.000 viviendas serán edificadas para el segundo semestre del año, con lo que se llegará a 14.000 a fin de año, destacó el ministro Juan Carlos Baruja, titular del MUVH, durante una entrevista a Radio Nacional del Paraguay.

La construcción de estas viviendas se realiza en 200 lugares de todo el territorio nacional, en un promedio de 35-45 casas por proyecto, incluyendo los 3 departamentos del Chaco que son Presidente Hayes, Alto Paraguay y Boquerón, informó el titular de la cartera ministerial.

El ministro Baruja afirmó que “con la construcción de una vivienda se estima 10 empleos, de los cuales 5 son en forma directa y 5 indirectos. Actualmente, estamos beneficiando aproximadamente 170.000 paraguayos que están trabajando en forma directa e indirecta en estas viviendas”, puntualizó.

Meta es llegar a 14.000 viviendas este año
Baruja
sostuvo que durante la reunión del presidente Santiago Peña con diferentes gremios, el mismo anunció que la construcción llegará a 14.000 a fin de año.

“Durante la reunión que tuvimos el martes pasado con los oleros, ceramistas, transportistas, el presidente de la República anunció que para el segundo semestre, vamos a estar llevando adelante otras 7.000 de los diferentes programas que tenemos en el MUVH. Vamos a estar llegando a 14.000 para fines del año, Dios mediante”, expresó el ministro durante una entrevista a Radio Nacional del Paraguay.

Enfatizó que la construcción genera un gran impacto en la economía del país. “Hay un gran impacto en la economía a nivel país, no solamente en Tobatí, sino en la República, para la gente que se dedica a la construcción de ladrillos, tejas, tejuelones, a los transportistas”, agregó.

Expresó que la directiva del presidente es la utilización de materiales cerámicos paraguayos para la construcción de los proyectos habitacionales.

“El presidente de la República, Santiago Peña, desde el inicio de su gestión me dio una directiva clara de que todos los materiales que se utilicen para la construcción de viviendas sean materiales cerámicos paraguayos, para poder dar empleo. Y eso está ocurriendo actualmente, tenemos un sector que está abarrotado de trabajo, tanto de la gente que trabaja en la olería, transportistas y ceramistas, gracias a las 7.000 viviendas que están en ejecución y proseguirá Dios mediante con otras 7.000”, remarcó.

“Hay trabajo para todos”
Subrayó que para la construcción de viviendas, se utiliza material cerámico producido en olerías del país y también hay trabajo para todos.

“A nivel país aumentamos considerablemente la construcción de viviendas y optamos por material cerámico paraguayo, hay trabajo para todos. En muchos distritos de la República hay olerías, cerámicas y todos tienen un importante volumen de trabajo. Lo que queremos es sostener los otros 7 mil que estamos anunciando, con la cantidad de materiales que se requieran en el sector público”, indicó el ministro Baruja.

Gobierno apuesta a sectores público -privado de la construcción
Por otro lado, el ministro Baruja resaltó que “el gobierno está creando condiciones para que el sector privado siga apostando más fuertemente en éste sector que es muy dinámico, y todo esto contribuye para estos sectores estén con buena cantidad de trabajo, que es lo que estamos queriendo”, apuntó.

En ese sentido, informó sobre el “permanente diálogo con los gremios de la construcción, ya sean Capaco, Cavialpa y otros, e inclusive, tenemos una mesa de trabajo sobre nuestro programa Che Roga Pora. Ellos reclaman que el Estado apueste más fuertemente en todos los niveles de infraestructura, no solamente en la construcción de viviendas, sino de hospitales, escuelas, infraestructura de seguridad”, agregó.

Subrayó que “aparte de dar solución con casas dignas a las familias paraguayas, estamos logrando el otro efecto que quería el presidente, de dar empleo. Hay un doble o triple efecto positivo de darles mejor calidad de vida, viviendas dignas, salud, mejor educación a los beneficiados. Y también a la gente que está trabajando directamente en la construcción de las casas, el albañil, el tapicero, el electricista o en forma indirecta el olero, ceramista, transportista”, enfatizó el ministro.

//Ip.gov.py.

Deja una respuesta