La aguatera adeuda unos G. 416 millones  a la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), por lo que se procedió en la tarde de ayer a realizar el corte de suministro dejando a los pobladores sin el vital líquido. 

El corte del suministro se realizó por funcionarios de la ANDE tras la falta de respuesta de los representantes de la Junta de Saneamiento a cargo de Nery Leiva, quienes hicieron caso omiso a la notificaciones, según informó nuestro corresponsal de la zona, Samuel Silva.

La suspensión del servicio a la planta de tratamiento ubicado en el barrio San Blas, del distrito de J. Eulogio Estigarribia (ex campo 9), deja a gran parte del distrito sin el vital liquido, quienes exigen una respuesta de los encargados y la intervención de las autoridades.  Por el servicio se abona unos G. 20.000 mensuales.

Desde la redacción intentamos comunicarnos con el presidente de la Junta de Saneamiento, Nery Leiva, pero su teléfono particular con terminación 992 permanece apagado.