Un joven bombero de 16 años fue víctima de delincuentes que le dispararon en dos ocasiones para robarle su teléfono celular en zona de Areguá, el último domingo. Los dos proyectiles los recibió en la pierna cuando iba a comprar la cena y fue abordado por dos hombres en motocicleta.

Los motochorros contaban con tapabocas y se desplazaban en un biciclo en que huyeron raudamente luego de cometer el robo en una zona oscura, sin cámaras de circuito cerrado, por lo que se dificulta la identificación de los ladrones que actuaron a 50 metros del cuartel donde presta servicio la víctima.

“Es lamentable lo que está pasando, por un teléfono celular que no vale la pena, él es bombero, mi hermana me llama y vengo junto a ellos. Le asaltaron, él es bombero, le salieron, le dispararon y le sacaron un celular. Ojalá Dios quiera y salga bien”, expresó la tía en contacto con C9N.

El joven fue trasladado inmediatamente por sus propios camaradas hasta el Hospital de Trauma de Asunción, donde se encuentra internado. Los pobladores de la zona lamentan que la Policía Nacional llegó varios minutos después del hecho y la poca iluminación con la que cuenta la zona afectada.

“Estamos cansados de esta inseguridad, el cuartel está a 50 metros, del grito llegaron rápido a auxiliar a su camarada. Los policías llegaron 5 a 10 minutos después, no hay acompañamiento del sistema policial. Lastimosamente esa es nuestra realidad”, afirmó un vecino.
//Lanacion.com.py.

Deja una respuesta