Augusto Wagner juró este miércoles como miembro temporal de la Cámara de Diputados en reemplazo de la legisladora Celeste Amarilla, quien está suspendida por 60 días. El liberal obtuvo previamente la venia de un sector colorado, pese a la oposición que expresaron algunos.

El concejal liberal Augusto Wagner se presentó este miércoles para jurar como diputado en reemplazo de Celeste Amarilla, en la sesión ordinaria de este miércoles de la Cámara de Diputados.

Legisladores de la Asociación Nacional Republicana (ANR) le dejaron jurar, más allá de que refirieron que era “inconstitucional”.

“Nuestra bancada no va a poner objeción en que se atropelle la Constitución Nacional, porque él es funcionario público como nosotros (…). Quería dejar asentado y quiero ser partícipe de esto, escuchando que se va a violar la Constitución, asumiendo un concejal que no renunció a la banca (de suplente)”, argumentó el diputado Basilio Bachi Núñez, del Movimiento Honor Colorado.

El otro parlamentario que se pronunció al respecto fue el colorado Walter Harms diciendo que la banca le debe corresponder a la ANR.

“Yo apelo a la decisión política de entender que esa banca es del Partido Colorado. Estoy en desacuerdo que el segundo suplente sea un liberal. Cuando el primero no puede debe hacerlo el partido más votado, que es el Partido Colorado. No corresponde convocar al segundo suplente del Partido Liberal”, subrayó.

Sin embargo, vertidas estas palabras pidió que se llame a Wagner y se le tome el juramento de rigor.

El único que se opuso al juramento de forma categórica fue el diputado Ramón Romero Roa, de Colorado Añetete.

“Me opongo a que el señor Wagner, si solo tiene el permiso de la Junta, ejerza el cargo de diputado. En caso de que quiera ejercer que renuncie al cargo municipal. Y si no quiere, que renuncie al cargo de suplente (de Amarilla) para que se pueda convocar al segundo candidato electo del PLRA”, sostuvo.

Augusto Wagner es concejal de Asunción desde hace 20 años, siendo el más veterano, y pidió permiso en esta ocasión para asumir en reemplazo de Amarilla, que fue suspendida por 60 días sin goce de sueldo, luego de que la misma haya expresado que la mayoría de sus colegas lograron sus escaños con “dinero sucio”.

La Cámara de Senadores instó a la Cámara de Diputados a que revierta la sanción aplicada a la diputada Amarilla.

Expertos advirtieron sobre un quiebre institucional y la violación de la figura de la inmunidad de palabra con la que cuenta un legislador. Políticos y también la Iglesia Católica se pronunciaron al respecto.

Por su parte, Celeste Amarilla, recurrió a la Corte Suprema de Justicia para que se anule la resolución mediante una acción de inconstitucionalidad. Asimismo, se recurrió a organismos internacionales para denunciar los hechos, que los diputados opositores califican como una violación a la libertad de expresión.

// Última Hora