Asuntos Internos de la Policía Nacional abrió pesquisa sobre denuncias de presunto “abuso policial” contra personas, y que implica a policías de la comisaría 31 de Reducto, San Lorenzo.

“Se va a investigar a partir de los elementos que se tiene. Los controles de rutina que realiza la policía no puede hacerse ejerciendo presiones y por fuera del protocolo legal”, dijo a la 1020 AM, el viceministro de Seguridad del Ministerio del Interior, Oscar Pereira.

En dos casos reportados sobre el tema, se implica como presuntos responsables de abuso de autoridad a los agentes Victor Peralta y Antonio Delvalle, que prestan servicios en dicha dependencia de la policía.

La queja presentada en contra de ambos, menciona la presunta detención ilegal que ejecutaron el domingo pasado, cuan en una revisión de rutina, abordaron a dos mujeres que iban en un automóvil.

De acuerdo al escrito de las ciudadanas, los dos policías montaron una situación de conflicto vial, para detener a la conductora del vehículo. Y que no hubo ningún argumento legal para mantenerla recluida en la comisaría, con el pretexto de que no quiso exhibir su documento de identidad, por un lado, y de intentar huir presuntamente del sitio de abordaje, “casi chichando” (sic) a los intervinientes.

“Ellas se negaron a presentar sus documentos y casi chocaron a los agentes”, dijo el comisario Erico Mereles, al justificar el operativo de los agentes.

Las denunciantes indicaron que uno de los policías, incluso, presuntamente les apuntó con su arma reglamentaria, para intimarlas a que se dirijan a la comisaria.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta