Las extremas temperaturas provocaron un aumento en las consultas por golpe de calor en niños. Señalan que puede tener consecuencias sobre el sistema cardíaco y a nivel cerebral.

El pediatra Ricardo Iramain refirió en contacto con NPY que las consultas por golpe de calor en niños aumentaron en las últimas semanas, protagonizadas por el abrasador calor fuera de lo común.

«Esto ya ha tenido un impacto en la salud de los niños. Nos importa mucho el aspecto de la deshidratación», dijo.

El doctor explicó que la deshidratación, naturalmente, es uno de los impactos más serios del golpe de calor porque se pierden líquidos y electrolitos, compuestos por sodio y potasio, que son vitales para el buen funcionamiento del corazón y el cerebro.

«Pueden haber convulsiones, desmayos, pérdida del conocimiento, irritabilidad. Todo esto nos lleva a hacer consideraciones especiales al respecto», explicó.

Iramain dijo que en situaciones normales, es decir, sin temperaturas infernales, los niños grandes deberían tomar entre 2 a 3 litros por día, y 1 a 2 litros para los más chicos.

Agregó que ante una situación de deshidratación, el agua ya no es suficiente porque no repone los electrolitos perdidos, por lo que hay que optar por darles de beber suero.

«Los datos de deshidratación son cuando los niños chicos lloran y no tienen lágrimas, cuando están decaídos, desorientados, hay que tener mucha cuenta de cuántas veces orinan. Cuando las madres se dan cuenta que a sus bebés les están cambiando los pañales menos de 6 veces, entonces es porque está ingresando menos líquido al cuerpo y es un signo de deshidratación muy objetivo. También la sequedad de los labios», detalló.

Sobre lo que no se debe hacer ante golpes de calor, dijo que no se debe dar a los niños ni tereré, ni gaseosas para sustituir el agua, al tiempo de recordar que no se debe exponer a los menores en horarios de riesgo extremo de 10:00 a 17:00.

«Hay que subrayar que los niños que están en escuelas públicas que ni siquiera tienen ventiladores, con una temperatura ambiente de 40 °C e incluso sensación térmica de 50 °C puede desembocar en un golpe de calor», manifestó el doctor.

//NPY

Deja una respuesta