Una anciana de 73 años y su nieto de 19 años fueron capturados ayer por la Senad como supuestos distribuidores y vendedores de droga. El procedimiento se realizó en el barrio Santo Domingo de Hernandarias. Según los intervinientes existen varias denuncias contra la familia.

El allanamiento se cumplió en la tarde de ayer con acompañamiento del fiscal antidroga Elvio Aguilera. La casa allanada es una modesta vivienda, que según los intervinientes era utilizado incluso como boca de fumo.

Tras la minuciosa verificación en todos los comportamientos, lograron encontrar 1909 dosis de porciones de cocaína a más de 0,69 gramos de clorohidrato de cocaína, distribuidas en tres dosis grades.

Por disposición fiscal fueron detenidos la dueña de casa, Hipólita Penayo Mendieta, de 73 años y su nieto Alexis Saucedo Kimsa, de 19 de años.

//La Jornada

Deja una respuesta